jueves, 22 de noviembre de 2007

De la integración a la inclusión.

Actualmente las políticas educacionales dan gran énfasis a atender la diversidad de todos los alumnos y alumnas que forman parte del proceso educativo, de manera que éstos puedan aprender juntos dentro de una misma comunidad. Desde aquí, nace un nuevo concepto, el de inclusión educativa. En general, este término se confunde y se usa indistintamente con el de integración escolar, aún cuando se trata de dos conceptos y aproximaciones distintas.

Si bien la integración educativa también tiene como objetivo lograr una educación de calidad para todos, su énfasis se ha centrado en integrar a los alumnos que presentan necesidades educativas especiales asociadas a una discapacidad. En relación a esto, la perspectiva de la educación inclusiva considera la diversidad desde un punto de vista más amplio, al postular que todos los seres humanos son diferentes, y por lo tanto presentan motivaciones, intereses y capacidades distintas, las que también deben ser consideradas dentro del proceso de enseñanza – aprendizaje.

Por otra parte, se plantea que el proceso de integración escolar se ha centrado principalmente en reconvertir la educación especial logrando que ésta se transforme en un apoyo para la educación de los niños integrados en las aulas comunes. Este hecho ha provocado en muchos casos que se traslade en enfoque clásico que ha caracterizado a la educación especial, denominado médico – psicológico, al contexto de la escuela regular donde se considera al alumno desde una perspectiva individualista, realizando ajustes y modificaciones sólo para los alumnos integrados y no para el resto de la comunidad escolar. La educación inclusiva por el contrario, plantea modificar la estructura, funcionamiento y modelo pedagógico de las escuelas para así poder responder de manera óptima a las necesidades educativas de todos los niños y niñas en función de que éstos tengan éxito en su aprendizaje y participen en igualdad de condiciones. Esta postura permite que todos los alumnos se beneficien de una enseñanza adaptada a sus necesidades y no sólo a los que presentan necesidades educativas especiales.

Concepto de Educación Inclusiva: El término inclusión se refiere a acoger a todos los alumnos y ciudadanos en las escuelas y comunidades. Significa, además, el fin de las etiquetas, de la educación especial y de las aulas especiales, pero no el de los apoyos necesarios ni de los servicios que deben proporcionarse en las aulas integradas.

En el modelo inclusivo no existen requisitos de entrada para seleccionar a los niños que ingresan a un sistema educativo, por lo tanto no hay discriminación en este sentido y se da paso al derecho de educación para todos, a la igualdad de oportunidades y a la participación. Además implica transformar el sistema educativo para dar respuesta a la diversidad de necesidades educativas de todos los niños, incluidos aquellos que presentan alguna discapacidad.

No hay comentarios: