jueves, 22 de noviembre de 2007

Un caso.


El caso corresponde a una niña con TEL, que consiste en un retraso en la adquisición del lenguaje bastante notoria, de por lo menos uno o dos años respecto de la edad cronológica del alumno. Esto se traduce en problemas expresivos (a esto se llama TEL Expresivo), que consisten, por ejemplo, en dificultad para articular los fonemas de una palabra. Y también pueden coexitir problemas de tipo comprensivo y expresivo (TEL Mixto), en que el alumno no sólo tiene dificultades para pronunciar en forma correcta, sino para comprender aquello que está leyendo o escuchando.

Frente a este caso, por ejemplo, en una clase de Comprensión del Medio en segundo básico, al estudiar los animales y su clasificación, en el libro se presenta una gran variedad de animales y los niños deben escribir los nombres de éstos en los recuadros que ya están divididos en acuáticos, terrestres y aéreos. Como adecuación de la metodología, previo a esto se pueden realizar variados juegos lingüísticos:

* La profesora o un niño dice los fonemas del nombre de un animal y los niños adivinan de qué animal se trata (aquí se trabaja el nivel fonológico); pueden separar los nombres de los animales en sílabas.

* Forman oraciones a partir de un animal dado y cambian el orden de las palabras dentro de la oración formulada (nivel morfosintáctico).

* Caracterizan, describen a los animales y le buscan un atributo (adjetivo). Por ejemplo, el león es valiente y el tigre feroz (nivel semántico) Además, se establecen semejanzas y diferencias entre pares de animales.

Consideraciones antes de planificar.


Es importante que el futuro docente reconozca que las adaptaciones curriculares deben sistematizarse siempre en una planeación que exprese las decisiones y acciones que deben llevarse a cabo en la escuela, en el aula y en el entorno social y familiar, con el fin de potenciar planteamientos integradores que se concreten en actuaciones pedagógicas acordes con la situación de cada uno de los alumnos que presenten necesidades educativas especiales con discapacidad motriz, asumiendo responsabilidades individuales y colectivas a favor de una mejora en la enseñanza y la integración educativa de estos niños y adolescentes.

En base a esto, presentamos a modo bastante general, una serie de pasos que permitirían al profesor llevar a cabo una óptima orientación educativa con alumnos que presenten NEE. Los pasos son:

- Pesquisa de alumnos con problemas de aprendizaje a través de procedimientos evaluativos.

- Seguimiento.

- Diagnóstico y reevaluación Psicológica.

- Sensibilización a directivos y docentes.

-Utilizar medios, estrategias, metodologías y programas de acuerdo a las características de los alumnos.

-Adecuar los medios, estrategias, programas y procedimientos metodológicos de acuerdo a las características de los alumnos.

- Realizar adecuaciones curriculares de acuerdo a los avances de cada alumno.

- Formar valores, actitudes positivas, hábitos y comportamientos adecuados.

- Observación directa.

- Aplicación de inventarios.

- Entrevista a los padres.

- Formar hábitos de responsabilidad, valoración de lo realizado.